FREIDORA.EU.

FREIDORAS: TODO UN MUNDO POR CONOCER.

¿A quién no le gustan unas buenas patatas fritas? Si eres un amante de los fritos y estás pensando en hacerte con la mejor freidora del mercado que se adapte a tus necesidades ¡estás en el mejor lugar!

¿Qué es una freidora?

Una freidora es un electrodoméstico que se utiliza para freír alimentos, se compone de una cuba que se llena de aceite normalmente y donde se introduce un cestillo, donde se colocan los alimentos que deseamos freír, cuando están fritos se saca el cestillo y se retiran los alimentos. Las freidoras nos facilitan la fritura de alimentos, lo hacen de forma rápida y en mayor cantidad que en una sartén, pudiendo regular la temperatura en todo momento gracias a su regulador de temperatura con termostato.

Tipos de freidoras.

Existen variedades tanto industriales como domésticas, pero independientemente del lugar donde se vaya a utilizar, en el mercado hay muchos tipos de freidoras, que van desde la tradicional que fríe con aceite hasta las últimas en salir al mercado, las freidoras de aire.

A continuación os mostraremos los diferentes tipos de freidoras que hay en el mercado, sus pros y sus inconvenientes, y te ayudaremos a elegir la que mejor se adapte a lo que necesitas.

Los modelos comerciales con sistemas infrarrojos o de convección;son eficientes pero caros, por lo que son más comunes las freidoras de gas y eléctricas, y en estas últimas son en las que nos vamos a centrar.

Las freidoras profesionales suelen fabricarse en acero, siendo este último más resistente a la corrosión y las manchas, aunque las domésticas también se suelen fabricar también en este material, no sólo en plástico.

Las freidoras más usadas son las freidoras eléctricas, y pueden dividirse generalmente en: freidoras de aceite, freidoras de agua y aceite y freidoras de aire o sin aceite, que hacen como un efecto horno.

Freidoras de aceite

Son fáciles de usar, solo tenemos que poner el aceite en el tanque o cubeta y ajustar la temperatura deseada. En algunas ocasiones suelen tener una tapa en la parte de arriba con unas rejillas y una ventanita, que se tiene que cerrar al momento de freír los alimentos, evitando que salga el humo y que salte el aceite. se presentan en varios tamaños, pero las más compradas para uso doméstico son las de 1 litro, 2 litros, 3 litros y hasta 4 litros, el tamaño elegido irá en función de las personas que vivan en cada casa donde se vaya a usar.

Ventajas de usar freidora de aceite: Manejo sencillo, solo echas el aceite y pones la temperatura deseada. No es necesario limpiarla cada vez que la uses. Tiene un tamaño adecuado para cualquier cocina.

Desventajas de usar freidora de aceite: Tendríamos que usar más aceite para poder freír nuestros alimentos. Si usamos aceite virgen para llenarla, esto implicaría un mayor gasto al comprar este tipo de aceite. Depende de la comida que vamos freír, sería necesario cambiar el aceite ya usado, por lo que se recomienda no freír pescados en ellas que puedan dar olor y sabor al aceite, salvo que sea utilizada solo para ese fin. Nos tomará mayor tiempo limpiar, ya que el aceite no es sencillo de quitar

Freidoras de agua y aceite

Una característica importante que tiene este tipo de freidoras eléctricas, es que con su sistema de agua y aceite, evita que los sabores de los alimentos se mezclen. Al quedar los residuos de los alimentos en la parte del agua, hace que el aceite utilizado quede más limpio y sin olores desagradables. Por lo que permite poder freír tanto pescado como otra clase de fritura y no se mezclarán los sabores.  Este sistema permite que el aceite lo podamos reutilizar en más ocasiones que en una freidora eléctrica tradicional de aceite. Los tamaños pueden variar, pero el más común es el de 5 litros.

Ventajas: Con el mismo aceite puedes freír cualquier alimento que quieras. Ahorras tiempo en la preparación de tus alimentos y al momento de limpiarla. Funcionamiento sencillo.

Desventajas: El precio en comparación a las otras freidoras es más elevado. En algunos productos tienes que comprar algunas piezas aparte.

Freidoras de aire o sin aceite

Si se busca comer sin apenas grasas y de forma ligera sin renunciar a los fritos, es el electrodoméstico ideal para cocinar tus alimentos, ya que lo hace con muy poco aceite. Hay que aclarar que el nombre freidora sin aceite no es del todo real, si usamos  aceite con esta freidora pero usamos mucho menos que las normales y por su funcionamiento podríamos decir que actúa entre una freidora y un horno, su sistema de cocción es por medio de aire caliente.

En el mercado podemos encontrar a la venta freidoras sin aceite de muy buena calidad y de marcas muy conocidas como Philips, Farberware, Cecotec o Tefal, aunque las diferentes marcas las comentaremos más adelante en más profundidad. Es cierto que los alimentos no quedan tan crujientes como una freidora normal, pero nuestros alimentos quedaran bien cocidos y con un sabor más natural, para que os hagáis una idea, quedan como horneados.

Ventajas de una freidora sin aceite: Son fáciles de limpiar y usar, y no omite malos olores al momento de usarla. El aceite que se usa es 80% menor que una freidora normal, ya que lo único que hay que añadir es una o varias cucharadas para cocinar. Obtendrás alimentos mucho más sanos para tu salud. Como en las freidoras convencionales de aceite se pueden cocinar alimentos frescos y congelados.

Desventajas: Los sabores en la comida cambian, ya que los fritos sin aceite no se comparan con los fritos que si llevan aceite. Sus precios son un poco más elevados a los de una freidora normal pero se puede compensar con el no uso del aceite. Mayor uso de energía esto es debido a que el tiempo para cocinar los alimentos es mayor.

Las más tradicionales… Freidoras de aceite.

Son las freidoras más comunes en las cocinas españolas, son las freidoras tradicionales de toda la vida. Es un electrodoméstico que nos facilita la vida a la hora de freír cualquier clase de alimento, pero no funcionan únicamente para freír, sino también para adobar, cocinar o dorar todos los alimentos que desees. Las freidoras eléctricas domésticas de aceite brindan múltiples ventajas, las cuales te mencionamos a continuación, junto con unos consejos para que las utilices adecuadamente.

Las freidoras domésticas son realmente sencillas de utilizar. Únicamente tienes que colocarle el aceite, elegir la temperatura y que se caliente. Son mucho más seguras que freír en una sartén, al poder mantener bajo control la fritura y poder taparlas, es posible prevenir esas peligrosas salpicaduras que causa el aceite. Los alimentos se fríen a mayor velocidad y de forma totalmente uniforme, lo cual no sucede normalmente al usar una sartén.

Ofrecen alimentos más saludables y con menos aceite. Las freidoras eléctricas domésticas evitan que los alimentos absorban una gran cantidad de aceite. Y debido a su cestillo, es posible dejar que los alimentos se escurran durante algunos minutos antes de comenzar a servirlos. No es preciso limpiarla diariamente, e incluso hay en el mercado, freidoras con filtros que se encargan de recoger los restos que quedan de la fritura y poder sacarlos sin problema después de su uso para mantener así el aceite durante más tiempo limpio y evitar, en parte,  el gran inconveniente que tienen este tipo de freidoras, que se ensucian con más facilidad al “requemar” los restos de otras frituras cada vez que calentamos el aceite, este sistema se llama OilCleaner, y ya son muchas las marcas que lo usan para algunos de los modelos de sus freidoras de aceite. Es posible moverla cómodamente de un lugar a otro.

En las freidoras eléctricas domésticas con aceite se pueden freír más cantidad de alimentos al mismo tiempo que en una sartén.

Pero no todo van a ser ventajas y sí alguna desventaja tienen y las ponemos en evidencia a continuación.

La desventaja más destacada de las freidoras domésticas eléctricas con aceite, es que utilizan una mayor cantidad de aceite que si se usara una sartén pero por otro lado las freidoras domésticas modernas filtran muy bien los residuos de las frituras por lo que la vida útil del aceite se alarga. Así que no podemos decir que sea una gran desventaja frente a la sartén tradicional.

Aunque preparar fritos con freidoras resulte más saludable que prepararlos con la sartén no conviene abusar de ellos debido al alto contenido calórico que contienen, siendo lo más recomendable llevar una dieta equilibrada además debes de evitar freír los alimentos con aceite requemado,  ya que además de hacer las digestiones más pesadas es una práctica muy poco saludable. Por eso te recomendamos que para tu freidora eléctrica uses aceite de oliva virgen ya que este tipo de aceite posee una gran estabilidad que permite utilizarlo varias veces ya que siempre y cuando lo mantengas limpio y no sobrepases los 190 grados será muy complicado que se te queme el aceite.

Freidoras de agua y aceite, ¿cómo funcionan?

Muy utilizadas en las cocinas profesionales porque mantienen el aceite más limpio durante más tiempo y resulta muy fácil su limpieza. Actualmente han salido al mercado opciones muy recomendables para uso doméstico, aunque su tamaño es ligeramente mayor a las freidoras tradicionales. Este tipo de freidoras ayudan a mantener las propiedades nutricionales de los alimentos y suponen un ahorro de energía frente a otras freidoras. La cubeta de las freidoras de agua y aceite se encuentra dividida en dos partes, en la superior se ubicará el aceite y debido a la diferencia de densidad, el agua se coloca en la parte inferior, la cual servirá como filtro permanente. Generalmente, en las tradicionales los restos y sobras que los alimentos desprenden mientras se fríen, terminan almacenándose en el fondo de la freidora, lo cual causa que sea necesario cambiar el aceite constantemente o filtrarlo de forma manual, porque un exceso de residuos o un aceite mal filtrado podría generar una indeseada mezcla de sabores en los alimentos. El sistema que poseen ofrece un filtrado mucho más eficaz, ya que cuando los residuos se almacenan en el fondo, se acumulan en la parte del agua, lo cual hace que sea posible eliminarlos fácilmente sin necesidad de malgastar una sola gota de aceite y permitiendo que se mantenga puro durante un mayor tiempo. Gracias a dicho sistema, se pueden freír diferentes clases de alimentos usando el mismo aceite sin correr el riesgo de que los sabores se mezclen o que se genere un exceso de residuo que desprende la comida.

Las freidoras de agua y aceite disponen de un grifo de vaciado en la zona inferior de la cubeta, haciendo que sea mucho más sencillo vaciar el agua que contiene los residuos de los alimentos, para después colocar de nuevo agua limpia, por lo que la freidora estará preparada para una nueva fritura.

Las freidoras de agua y aceite suelen contar con una resistencia móvil, la cual da la posibilidad de calentar únicamente el aceite que se requiere para realizar cada fritura, permitiendo que la freidora trabaje con mayor velocidad y que el aceite dure más tiempo. Lo que resulta ser otra gran ventaja frente a aquellas freidoras que cuentan con el elemento calefactor fijo, las cuales obligan a calentar por completo la cantidad de aceite que se tenga, sin importar la cantidad de los alimentos que se vaya a cocinar.

La limpieza de las freidoras de agua y aceite suele ser muy sencilla, dado que siempre que se cambia el agua se están eliminando los restos de alimentos, sin que sea preciso filtrar el aceite.

Las freidoras de agua y aceite más conocidas del mercado.

Las freidoras de agua y aceite más recomendables y conocidas son freidora Taurus Aquafry y la Movilfrit lux 5, ambas de similares características y de un precio muy parecido. Las dos dan muy buenos resultados.

¿Estás a dieta? Esta es la freidora que buscas, freidora sin aceite o de aire.

Las freidoras sin aceite o también llamadas freidoras de aire te ayudan a preparar los alimentos de una forma más saludable gracias a que realizan la fritura a través de aire caliente. Son freidoras de pequeño tamaño y que se limpian muy fácilmente. Estas freidoras son similares a un horno en miniatura, cocinando los alimentos con gran cantidad de aire caliente circulando a una gran velocidad. Con una freidora sin aceite es posible freír los alimentos de manera totalmente natural, sin embargo, os recomiendo agregar una pequeña cucharada de aceite para conseguir resultados realmente óptimos. Además las freidoras sin aceite te ofrecen la oportunidad de cocinar una gran variedad de alimentos, desde verduras y patatas, hasta carnes y congelados, entre muchos otros.

Aunque pueda parecer que todas las freidoras de este tipo son iguales, cuando vayas a comprar una freidora sin aceite es importante que tengas en cuenta algunos aspectos, que diferencian a una freidora sin aceite de otra para que te sea más fácil elegir la freidora que mejor se adapte a tus necesidades.

Un punto muy a tener en cuenta es su capacidad ya que sin duda es uno de los aspectos más importantes, en el mercado encontrarás freidoras sin aceite que cuentan con cubetas que tienen una capacidad que varía entre 1 y 5 litros. Un truco para saber cuántas raciones podrás preparar según la capacidad de la freidora, es contado una ración por cada litro y dejando un poco de margen, es decir, que una freidora sin aceite que tenga capacidad para 3 litros permite cocinar de 3 a 4 raciones, mientras que una de 5 litros puede preparar de 5 a 6 raciones.

¿Cómo elegir la mejor la freidora sin aceite o de aire?

Capacidad: Este punto adquiere gran importancia ya que debes de tener en cuenta para cuantas personas piensas cocinar. Actualmente en el mercado tienes freidoras de aire de uno a cinco litros de capacidad.

Tamaño: Estas freidoras sin aceite suelen ser más pequeñas que las tradicionales, no obstante antes de comprar una mira bien sus dimensiones para poder ubicarla en tu cocina sin problemas.

Potencia: Las freidoras sin aceite disponen de motores que provocan una circulación de aire caliente por todo el depósito que cocina tus alimentos. Encontrarás freidoras sin aceite de 800 w hasta los 2.000 w pero deberás tener en cuenta que el tiempo de cocción será algo más elevado que en las freidoras tradicionales.

Funciones: Con la gran mayoría de las freidoras sin aceite podrás freír, cocer, asar, tostar y hornear numerosos platos más saludables que con las freidoras tradicionales de aceite. Habrá que tener en cuenta si la freidora sin aceite dispone de sistema de auto-apagado, temporizador, temperatura regulable, sistema anti sobrecalentamiento… y en definitiva todo aquello que te pueda ayudar a hacer más fácil la preparación de tus platos favoritos.

Comparativas de las mejores freidoras del mercado. Tamaños, calidades y marcas.

Cuando nos decidimos a comprar una freidora para casa, nos hacemos muchas preguntas para elegir la opción que más se adapte a nuestras necesidades, en pocas palabras, buscamos las B, bueno, bonito y barato, queremos una freidora que sea útil y cubra su función de forma eficaz, con un tamaño adecuado, con un diseño bonito porque la cocina se ha convertido en un espacio donde la estética empieza a ser bastante importante y hace que nos sintamos cómodas en esa estancia de la casa y hacemos el rato que pasamos en ella más agradable y por supuesto, la última B, que sea barata, no hace falta gastarse mucho dinero para tener una buena freidora y a continuación os indicamos algunas de las marcas que cumplen con esa búsqueda.

La mejor freidora de aceite:

Hay una gama muy extensa de marcas que fabrican este tipo de freidoras, cecotec fue de las primeras en trabajar el sistema OilCleaner a un precio muy competitivo y al alcance de muchos bolsillos, y otra marca quizá poco conocida es Aigostar, pero se está haciendo hueco en los hogares con su magnífica freidora Aigostar Ushas 30HEZ, una freidora de acero inoxidable de muy buena calidad, de 3 litros de capacidad y que calienta muy rápidamente ya que cuenta con 2200 W de potencia y una temperatura ajustable entre 130ºC a 190°C. Otra freidora de marca muy conocida y que da muy buenos resultados es Tefal, que también dispone de una malla que filtra los residuos para quitarlos fácilmente después de cada uso.

La mejor freidora de agua y aceite:

Este tipo de freidoras de aceite y agua, como ya hemos hablado anteriormente, se han utilizado de forma industrial desde hace tiempo, pero ha sido de unos años hasta la actualidad, cuando se han hecho modelos domésticos y se han hecho más conocidas. La marca Movilfrit y su modelo 117.054 LUX5, es una de las mejores en este tipo de freidoras, además de ser pionera en este sistema, tiene una potencia de 2000 W por lo que hace que nuestros fritos se hagan con rapidez. De acero inoxidable y de forma cilíndrica y con capacidad total entre agua y aceite de 5 litros, más que suficiente para freír comida para 4 personas o más. Como ya hemos hablado su sistema de agua y aceite permite que los restos caigan en una capa inferior de agua que actúa como filtro manteniendo el aceite limpio y eliminando la desagradable mezcla de sabores y evitando a su vez, que los restos sigan quemándose y ensucien el aceite, por lo que a pesar de costar más que las tradicionales hace que se ahorre más en aceite, ya que podemos utilizarlo para más veces.

La mejor freidora sin aceite o de aire:

De las freidoras últimas en salir al mercado y que están pegando fuerte. Son muchas las marcas que han sacado sus modelos al mercado y hay un amplio abanico donde elegir, pero si hay en este momento una freidora de aire que agrupe las tres B, bueno, bonito y barato, podríamos nombrar el modelo de Princess 182020 Aerofryer XL, que además de freír, hornea y puedes cocinar alimentos muy variados gracias a la cantidad de accesorios que trae, con panel digital y de fácil limpieza y además con una relación calidad-precio magnífica.